Lo más visto.

viernes, 28 de enero de 2011

La cuerda india.


El truco de la cuerda india es algo que desconcierta desde hace siglos. Un faquir (santo) que toca una melodía en una flauta de madera e inmediatamente una cuerda va subiendo hacia el cielo y un ayudante trepa por ella. ¿Qué explicación podría darse en un caso así?

El más famoso relato sobre la cuerda india es el del viajero árabe Ibn Battuta quién aseguró haber visto el truco en Hangzhou, China, en 1346. También se tiene alusión a un mago nómada que vio el mismo número en Magdeburgo, Alemania, en 1566; sin embargo, hasta la llegada de los ingleses a la India el truco de la cuerda no cobró gran importancia. Más tarde, hacia 1907, el ilusionista británico J.N.Maskelyne y algunos de sus colegas ofrecieron 5.000 libras a quien pudiese realizar el truco exitosamente.
No obstante, nunca se otorgó el premio y el 15 de enero de 1919 se publicó en el Daily Mail una carta del teniente F.W. Holmes, del Regimiento Yorkshire, en el que aseguraba haber visto el truco dos años antes en Kirkee (ahora Khadki), cerca de Poona e incluso mostró fotografías para apoyar su testimonio.
Algunos piensan que el faquir lleva a su público a un trance hipnótico mientras suena su melodía a través de su flauta y que así consigue realizar sus acciones. Por lo que los asistentes ven lo que les muestra, de forma hipnótica, el faquir y no lo que pasa de verdad. La cuerda cae en el canasto, pero ellos ven que se extiende hacia lo alto. Según otra teoría, un ayudante oculto alza la cuerda con la ayuda de un hilo delgado, que se vuelve invisible con los rayos de luces, al atardecer y contra los fondos oscuros.
La explicación del teniente comandante Rupert T. Gould, publicada en The Stargazer Talks, en 1944, parece más verosímil. Se apoya en la teoría de Maskelyne: la cuerda, que parece rígida, no es más que una serie de pequeños eslabones intercomunicados. Una vez la supuesta cuerda está alzada, las pequeñas piezas se vuelven rígidas, capaces para soportar el peso de un niño o alguien delgado. Por lo que separada en segmentos, la cuerda parece ser flexible y así queda completada la ilusión del faquir.


10 comentarios:

  1. Angy, eso es del libro que me dijiste??? la verdad es que esta muy interesante y curioso :).

    ResponderEliminar
  2. Sí, es del libro Rumbo a lo desconocido.

    ResponderEliminar
  3. que guapo el blog angelo, no te lo conocia, me pongo de seguidor , lo voy a ver más a menudo (me ha gustado lo del faquir

    ResponderEliminar
  4. Jaja, bien! otro seguidor! muchas gracias. Mi imperio irá creciendo! xDD

    ResponderEliminar
  5. Es un jutsu ilusorio...o esque nadie se ha dado cuenta en todo este tiempo?¿ -.-"
    xDD

    ResponderEliminar
  6. Anda... ya por fin soy capaz de comentar.

    Ángelo el blog está genial, el artículo sobre la cuerda india está muy interesante (no digo nada nuevo... se ve que peco de originalidad)
    Me gustaría saber la foto que muestra el artículo ¿Se sabe si es real o si por el contrario está retocada?

    Porque si es real se puede considerar un material importante de archivo y se podría haber analizado ¿no?

    ResponderEliminar
  7. Hombre, yo no sé si será real o no, pero supongo que sí. Pero bueno, al parecer en el artículo definen como fraude a esa exhibición que debería haber sido mágica.

    ResponderEliminar
  8. Este truco nunca ha podido ser explicado por los expertos y es sin duda una "espina clavada" que llevan todos los magos, ya que nadie sabe realmente como se hace.

    El asunto es bastante obscuro y lo que parece muy sencillo a simple vista resulta imposible de explicar en forma coherente hasta para el más inteligente de los mortales. Posiblemente por este hecho, es que se le ha puesto la etiqueta de "Mito" ó "Leyenda popular" como una forma de excusarse -y buscar una salida fácil- al no poder dar con una solución racional para este asunto; lo que por supuesto no es fundamento para decir que todo esto sea una farsa.

    Quiero hacer una aclaración importante respecto a lo que dice este post: esto no se trata de una hipnosis colectiva ni nada de lo que dice este artículo al final. Si fuera así -y suponiendo por un instante que el mago tuviera el poder de hipnotizar colectivamente a su público- no podría hacer lo mismo con una máquina fotográfica ni menos con un video, donde queda registrado el desarrollo de todo lo que realmente está ocurriendo.

    Es evidente que muchas de estas fotos y videos pudieron ser manipulados, pero existen también numerosos testigos extranjeros presenciales -y que ellos mismos tomaron sus propios videos y no pueden pertenecer a una audiencia pagada- que pueden dar fé que el truco es real y ha sido ejecutado en espacios públicos a la vista y paciencia de quien tenga de fortuna de estar allí y quiera presenciarlo.

    Tampoco se trata -como creen algunas personas más espirituales- que el mago tenga conocimiento de fuerzas ocultas ó solicite la ayuda de espíritus para llevar a cabo este truco. No, tampoco es nada de eso. La respuesta -después de varios años de seguir este truco- parece ser mucho más simple; aunque no fácil de explicar, y se trataría simplemente de eso: un truco.

    Desde que tuve concomiento de este "número de magia", siempre pensé que debía tener una explicación racional, hasta que hace algún tiempo leí algo que me reafirmaría esta hipótesis cuando estaba participando en un foro.

    Sin entrar en detalles, estaban discutiendo este asunto y de pronto posteó una persona que decía que una de sus sobrinos realizaba este truco. Esta persona -de origen hindú- mencionó además que en base a una larga amistad que ambos tenían, éste "mago" le reveló el secreto de "La Cuerda India" y expuso parte de la solución en ese foro.

    Aunque no daba todos los detalles del truco, el grueso de su narración si era bastante coherente y racional y explicaba claramente como hacía el mago para lograr que una cuerda totalmente flexible, de pronto quedara tan rígida como una vara de bambú. Basado en este relato, puede sacar algunas deducciones propias y concluir finalmente -sin duda alguna- que evidentemente era un truco, y nada más. Saludos.


    ResponderEliminar
  9. Felicidades Gueon, al final no dijiste nada. Solo te diste vuelta como un mojon en el agua.

    ResponderEliminar